Logo Claudia Toro Medicina

Buscar

PROTOCOLO DE MANCHAS

manchas1

 

Las manchas en la piel son alteraciones en la uniformidad del color de una determinada zona de la piel. Aunque pueden existir manchas blancas o más pálidas que la piel de alrededor, o incluso rosadas o rojizas, las manchas que motivan un mayor número de consultas son las que tienen diferentes tonos de marrón. Éste color se debe habitualmente a un exceso del pigmento habitual de la piel (melanina) que puede ser debido a un aumento en el número de células que lo produce o, de forma más frecuente, a un aumento de la cantidad de pigmento en la zona.

Las manchas oscuras se conocen como “Hiperpigmentaciónes”. La piel normal contiene células que producen la pigmentación llamadas meloncitos, cargadas con melanina, la sustancia que produce el pigmento o color de la piel. Si la piel esta hiperpigmentada las manchas pueden ser en la forma de lunares, pecas, melasmas, cloasmas, manchas de embarazo y las manchas de la edad (efélides seniles).

La exposición al sol influye sobre cualquier tipo de mancha en la piel, bien sea oscureciéndola de forma transitoria (pecas, lunares) o permanente (melasma), o favoreciendo su aparición en una piel previamente sana, con aparición de lesiones en la edad adulta, como son los léntigos o manchas de la edad. Las manchas de la piel más frecuentes son los nevus (lunares), las efélides (las típicas pecas) y los léntigos solares. Los dos primeros tipos aparecen en la infancia/adolescencia y, salvo indicación del dermatólogo, no precisan tratamiento.

El daño solar acumulado a lo largo de los años puede hacer aparecer manchas marrones en las zonas más expuestas (la cara, las manos, el escote), especialmente en personas de piel clara que no se broncean con facilidad. Aunque de forma popular estas manchas se habían denominado “manchas hepáticas” o “manchas del hígado”, su aparición no tiene ninguna relación con enfermedades del hígado ni con ninguna otra enfermedad interna, si bien son más frecuentes en personas mayores, de salud más delicada.

En ellas coexiste un exceso del pigmento normal de la piel (la melanina) junto con el depósito de algunas proteínas degradadas por la exposición solar crónica. Aunque no precisan tratamiento, está demostrado que cuando las vemos, asignamos una edad 10 años superior y una salud más precaria a la persona que las tiene (respecto de la misma imagen sin manchas). Por ello es frecuente que los pacientes deseen eliminarlas. Para ello se pueden utilizar métodos como el láser o, cuando este no está disponible, la crioterapia (congelación con frío).

Beneficios
•Sanar los granos o las espinillas.
•Evitar que se formen nuevas espinillas
•Prevenir cicatrices

Protocolo de Manchas – ver precio

Magistral para Manchas Fuerte – ver precio

Magistral para Manchas Suave – ver precio

*Los precios están sujetos a variaciones según el paciente